Por cuarto año consecutivo la Comunidad Madero donó una importante cantidad de tapas de plástico a “Banco de Tapitas, A.C.

San Andrés Cholula, Puebla.- Una de las actividades más nobles que realiza el Instituto Mexicano Madero en favor de la sociedad, es la recolección permanente de tapas de plástico, que al final del ciclo escolar se entregan al “Banco de Tapitas, A.C.”, organización que busca dar apoyo integral, psicológico, nutricional, en quimioterapias, traslados y diagnósticos, a niños y jóvenes que padecen cáncer.

“Banco de Tapitas, A.C.” inició labores en octubre de 2015 y en el transcurso de casi cuatro años de vida se ha posicionado como una de las asociaciones que más ayuda a niños y jóvenes con cáncer.

“Nos encargamos de recolectar tapitas a nivel nacional y son miles de puntos de recolección y embajadores que trabajamos bajo la guía de un coordinador, con apoyo de instituciones comprometidas como ustedes: el Instituto Mexicano Madero. Con esas tapitas se genera un recurso económico, que Banco de Tapitas se encarga de distribuir dependiendo las necesidades de  los pequeños en diferentes hospitales”, señaló la Psicóloga Dayana García, embajadora del Banco de Tapitas en Puebla.

La Mtra. María Elena Ortega, es quien coordina la campaña en el IMM, y a lo largo de cuatro años ha encontrado en los alumnos y compañeros docentes, a cientos de aliados que a diario buscan y recolectan tapitas, no solo al interior de la escuela, sino con sus familiares y conocidos; a fin de ayudar a un mayor número de niños con cáncer.

“Desde hace cuatro años estamos colaborando con este programa y hasta el 2018 llevábamos dos toneladas y media. Al cierre de este ciclo escolar logramos donar aproximadamente 350 kilos, lo cual nos coloca como la institución educativa que más tapitas ha donado, por lo tanto los invito a que podamos unirnos y seguir con esta tarea” señaló la profesora.

De esta forma reiteró el exhorto a toda la comunidad maderista para que continúe recolectando todas las tapas de plástico que provengan de botellas de agua, yogurt, leche, mayonesa, productos de limpieza como desodorante, aceite, shampoo, e incluso tapas de recipientes plásticos o tuppers.

“En México, el cáncer es la segunda causa de muerte entre niños de 5 a 14 años de edad y debido a que es una enfermedad muy costosa, muchos de ellos no logran sobrevivir; por eso es importante colaborar con esta causa y a la vez con el medio ambiente a través del reciclaje”, comentó la embajadora de la asociación.

En apoyo a los pequeños también se puede donar cabello virgen para la elaboración de pelucas, así como víveres y ropa en buen estado para las familias de ellos.

Aviso de privacidad: http://www.imm.edu.mx/avisodeprivacidad/